Trucos psicológicos que te ayudan a obtener lo que quieres

A veces nos suceden cosas que nos hacen perder el control. En este artículo no hablaremos de las explosiones emocionales, sino de los casos en que alguien intenta meterse en tu conciencia y manipularte.

Hoy juntamos las técnicas más populares de manipulación psicológica para que sepas identificarlas y no caer en estas trampas.

Sensación y urgencia

https://files.genial.guru/files/news/part_46/469510/19094810-10907860-0-0-1504097557-1504097562-0-1505173205-0-1505192204-1505192206-650-1-1505192206-650-8e956aea93-1505513453.jpg

© Red Granite Pictures  

El instinto de comunidad se trata de querer ser parte del todo. Muchas páginas de Internet, por ejemplo las que hacen reservaciones en los hoteles, se aprovechan de él, notificando a sus usuarios con los mensajes al estilo de: “Sólo queda una habitación“, ”Acaban de reservar una habitación igual“, “En este momento otras dos personas están viendo este anuncio”. No prestes atención a esto, en el 90 por ciento de los casos se trata de un engaño.

Mezclar información y opiniones

https://files.genial.guru/files/news/part_46/469510/19094860-10907610-401633-0-1504251136-1504251139-0-1505173324-0-1505192077-1505192088-650-1-1505192088-650-0d1dc6d48c-1505513453.jpg

© Revolution Studios  

La tarea principal de un buen manipulador es crear la ilusión de que el tema de manipulación no es nada más que una consecuencia lógica de lo sucedido antes. Por ejemplo, si se necesita despedir a una persona, primero hay que demostrarle que es un mal empleado. Cuando “todo está mal”, perder el trabajo parece algo natural.

Para no caer en la misma trampa, sácala de los límites del ambiente creado de manera artificial y analiza el nivel de tu profesionalismo adecuadamente.

Activación de los estereotipos

https://files.genial.guru/files/news/part_46/469510/19094910-10908010-1-0-1504098039-1504098073-0-1505173392-0-1505192551-1505192632-650-1-1505192632-650-f3b290f8ac-1505513453.jpg

© Premiere Picture  

Se dice que todas las familias felices se parecen, pero cada familia infeliz es infeliz a su manera. Nos fijamos en los estereotipos y, sin darnos cuenta, queremos adaptarnos a ellos, porque queremos ser parte de algo. Todo el mundo usa este cliché para manipular. Cuando tengas ganas de “ser como…”, detente y analiza de dónde provienen realmente estos deseos.

No necesitas pensar, necesitas creer

https://files.genial.guru/files/news/part_46/469510/19094960-10908410-408500-0-1504770635-1504770637-0-1505173563-0-1505192858-1505192861-650-1-1505192861-650-462a45fd08-1505513453.jpg

© Warner Bros. Pictures Co.  

El manipulador busca hacer todo lo posible para que la víctima pierda la habilidad de hacer preguntas lógicas, haciéndole aceptar que “no necesitas pensar, necesitas creerme“. La persona piensa que toma la decisión por su cuenta, pero en realidad cae en una trampa.

Para evitarlo, detente, respira profundo y piensa: ”¿Y qué pasaría si no logro estos objetivos?”. Si no podemos cumplir nuestros deseos, nos frustramos. Pero cuando se trata de deseos impuestos, sentimos indiferencia.

Alternativa dudosa

https://files.genial.guru/files/news/part_46/469510/19095010-10909060-1-0-1504098412-1504098414-0-1505173663-0-1505193054-1505193059-650-1-1505193059-650-bbca062a9c-1505513453.jpg

© Touchstone Pictures  

Jugando con el sentimiento de la culpa, podemos pedirle a alguien que “nos haga un pequeño favor“, es decir, la cosa que querías que hiciera inicialmente. Muchas veces el manipulador hace creer a la víctima que el favor también la beneficia a ella y así es como ella siente que no sólo te paga ”la deuda“, sino que también gana algo.

Aquí es importante entender que incluso si alguien te hizo un favor, un simple “gracias” será suficiente. No tienes que pagar cada favor que te han hecho.

Vocabulario inusual

https://files.genial.guru/files/news/part_46/469510/19095060-11644260-408501-0-1504770523-1504770525-0-1505173754-0-1505193286-0-1505315025-0-1505453434-1505453487-650-1-1505453487-650-273bd15db8-1505513453.jpg

© BBC Wales  

Cuando usamos términos específicos, bajamos el estatus de la víctima a nivel subconsciente. La persona se siente mal por su propia incompetencia. Para matar su confianza por completo, puedes citar a personas famosas. Ahora podrás llevar la conversación por el rumbo que quieras.

Método de la fragmentación

https://files.genial.guru/files/news/part_46/469510/19095110-10909360-1-0-1504098706-1504098711-0-1505173910-0-1505193470-1505193478-650-1-1505193478-650-5d1053d6d1-1505513453.jpg

© ABC Studios  

Se trata de callar algunos hechos y presumir otros, haciendo a la gente creer que esto ocurre todo el tiempo.

Supongamos que un especialista en manicura, por accidente, dañó una uña de una clienta cuando ella movió su mano. La clienta enojada escribió una reseña tanto sobre el especialista en particular como sobre el salón en general, diciendo que ahí sus empleados son incompetentes.

Consentimiento previo

https://files.genial.guru/files/news/part_46/469510/19095160-10909560-408502-0-1504770765-1504770767-0-1505174147-0-1505193643-1505193647-650-1-1505193647-650-842e7e1b27-1505513453.jpg

© Walt Disney Pictures  

Muchas veces tomamos decisiones mal pensadas y aceptamos aventuras locas sin haber analizado bien todos sus pros y contras. Recuerda que en cualquier situación tienes el derecho de rechazar la propuesta o proponer una solución alternativa. Y aquí es donde empiezan las manipulaciones: “¡Y yo que contaba tanto con tu ayuda!“ o ”¡Pero si me habías prometido ayudar!”. No debes sentir remordimientos si rechazas una propuesta y punto.

Método de Goebbels

https://files.genial.guru/files/news/part_46/469510/19095210-10909760-1-0-1504098907-1504098910-0-1505174350-0-1505193762-1505193769-650-1-1505193769-650-50e8da6f3f-1505513453.jpg

© Fireworks Entertainment  

En esta película, si el personaje principal no hubiera visto en todas partes los comerciales de esta hermosa mujer, no saldría de viaje para encontrarla.

Para que no caigas en ninguna trampa, toma todas tus decisiones conscientemente, no porque “se me antojó“, ni mucho menos ”no sé cómo terminó esto en mi carrito de compras”.

Argumentos no constructivos

https://files.genial.guru/files/news/part_46/469510/19095260-10909860-408503-0-1504770834-1504770836-0-1505174441-0-1505193810-1505193812-650-1-1505193812-650-f5ead87a10-1505513453.jpg

© Pixar Animation Studios  

Como muestra una investigación, tienes el 60 por ciento de probabilidades de obtener lo que quieras si usas un “porque“ en tus argumentos. Resulta que no importa en absoluto qué es lo que sigue después de ”porque”, sólo suena muy convincente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *