Cómo tener un trasero de envidia sin cirugías

Recuerda que eres lo que comes, así que si lo que estás buscando es moldear tus glúteos, la alimentación también es importante. Con estos consejos que encontramos para ti, y de la mano del ejercicio diario, lograrás hacerlos más voluminosos y bien definidos.

https://files.genial.guru/files/news/part_35/350110/18060460-articles-2562505-c67d8d6a3c79b8fb2a529826eef439dd-1500658829-650-6f9081b3ae-1500722714.jpg

Consejos básicos

Agrandar los glúteos sin ejercicio no es posible. Para lograr tu meta debes tomar en cuenta 2 fases:

  • El ejercicio dirigido a esa área.
  • Lo que haces después del ejercicio, en el periódo de recuperación.

Es en esta última étapa en la que tus glúteos están listos para crecer, necesitan recuperarse y si comes lo correcto y en las cantidades necesarias, sin excederte, es cuando consigues que tu trasero aumente.

Ten en cuenta esta sencilla regla: si quieres aumentar todo tu peso debes comer mayor cantidad y si lo único que quieres es que aumente tu trasero, comerás en cantidades normales.

Todos los excesos son malos, así que no te pases del consumo de proteínas o carbohidratos, pues puede traerte problemas.

Debes incluir por lo menos una fruta al día, aunque la recomendación diaria es entre 3 y 5 diarias.

A continuación te presentamos los alimentos que te ayudan a aumentarlo y algunos ejercicios que seguro te funcionarán.

Proteínas

https://files.genial.guru/files/news/part_35/350110/12269410-pescados-y-mariscos-el-pescado_1205-574-1484736788-650-7344dfb499-1485008324.jpg

© freepik  

Si ya cuentas con una rutina de ejercicios bien establecida, entonces puedes incluir un batido de proteínas después de ejercitarte.

Las súper proteínas son las que te ayudan en este objetivo, y son las que están en alimentos como: atún, huevos, pavo, pollo, tilapia, legumbres, queso cottage, carne roja magra, leguminosas y en general cualquier pescado no frito.

Carbohidratos

https://files.genial.guru/files/news/part_35/350110/12269310-marco-de-la-frontera-de-maiz-harina-de-semilla-de-nucleo-y-granos-en-bolsas-aislamos_1205-550-1484736478-650-7344dfb499-1485008324.jpg

© freepik  

Cambia tu pan blanco y pasta por productos integrales. Los carbohidratos que te ayudan a mantener una buena musculatura son: quinoa, arroz integral, hojuelas de avena, cualquier cereal integral, camote o batata (pero no en dulce) y cuscús.

Grasas

https://files.genial.guru/files/news/part_35/350110/12269010-primer-plano-de-nueces-con-pistachos_1205-76-1484736534-650-7344dfb499-1485008324.jpg

© freepik  

Si estás haciendo ejercicio, las grasas buenas te benefician mucho para esculpir el cuerpo. Algunas son: aceite de pescado, aceite de oliva extra, almendras, nuez de la india, crema de cacahuate y crema de almendras natural.

Vegetales

https://files.genial.guru/files/news/part_35/350110/12269060-saludables-verduras-brocoli-verde_2977599-1484736728-650-c32c2c15f7-1485008324.jpg

© freepik  

Los que contienen más antioxidantes son en los que debes enfocarte, además su consumo es libre. Algunos son: brócoli, espinacas, col rizada, pimentones y cualquier vegetal verde.

Ejercicios

https://files.genial.guru/files/news/part_35/350110/12269360-mujer-estirando-una-pierna_1163-113-1484735910-650-bdfce9193f-1485008324.jpg

© freepik  

Recuerda que sin ejercicio no verás resultados y, por el contrario, puedes hasta engordar. Incluye ejercicios de resistencia y dirigidos a esta área, tales como: sentadillas, zancadas y estocadas.

  • Zancadas:

Ubícate con los pies juntos. Asegúrate de que tus rodillas estén alineadas con tus caderas y tobillos. Mantén la espalda recta, adelanta flexionando la pierna derecha y baja la pierna izquierda que ha quedado atrás: imagina que eres un gigante y das una gran pisada.

También puedes ver este video y este artículo que te explica algunos tipos de zancadas.

  • Elevación de pelvis

Acuéstate en el suelo sobre la espalda. Mantén los brazos alineados al cuerpo y las rodillas flexionadas al ancho de las caderas. Inhala dejando los glúteos relajados, exhala y sube la cadera contrayéndolos con fuerza. Sostén la posición unos segundos y vuelve a bajar sin llegar a apoyar los glúteos contra el suelo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *