6 Cosas delicadas sobre tu relación que no deberías contarle a nadie.

Curiosidades 78 Visitas

Por lo general, siempre queremos compartir la felicidad o la tristeza con nuestros seres queridos para que, bien sea se alegren contigo, o bien te apoyen en un momento difícil. Pero lo que sucede en una relación es algo que debes mantener al margen, porque es algo que sólo incumbe a los dos.

#6. Sus preocupaciones o secretos

Muchas veces hablar de más puede herir a tu pareja. Al final de cuentas, él te confió sus secretos o preocupaciones a ti. Si hubiera querido compartirlos con su mamá o con sus amigos, lo habría hecho.

#5. Discusiones delante de los demás

En cualquier relación surgen situaciones en las que parece que jamás volverás a llevarte bien con tu pareja. Sin embargo, las personas que de verdad se aman llegan, al final de cuentas, a un acuerdo, y se perdonan lo que se han dicho el uno al otro. Sin embargo, si discutes delante de tus amigos o familiares, estos no olvidarán en mucho tiempo las palabras poco agradables que dijo tu pareja y esto no será bueno para ninguno de los dos.

#4. La vida íntima

Lo que ocurre en su dormitorio es cosa de los dos. Si hablas de asuntos tan íntimos con tus amigas, te arriesgas a perder la confianza de tu pareja. No por nada las relaciones íntimas se llaman así: íntimas. Si tú crees que hay un problema, habla de esto con tu pareja o con un psicólogo, que sí podrá guardar tu secreto.

#3. Los miedos, aunque se mencionen en forma de broma

El miedo es algo que, por lo general, no podemos controlar. Algunos les tienen miedo a las arañas, otros, a las alturas. Y resulta que burlarse de este tipo de cosas es de muy mal gusto, sobre todo delante de los amigos. Mejor ayuda a tu pareja a combatir el miedo en una situación difícil y quizás la próxima vez se sentirá más confiado.

#2. Problemas económicos

Hablar con alguien de los problemas de dinero o, al contrario, decir que tu pareja gana un sueldo impresionante, es algo que no se debe hacer, ni siquiera con tus parientes más cercanos. El presupuesto familiar es, exclusivamente, cosa de los dos. Ahora bien, si necesitas ayuda económica de tus padres o amigos, primero discútelo con tu pareja.

#1. Defectos

Probablemente te olvidarás con el tiempo de los defectos de tu pareja, o al menos los aceptarás; sin embargo, tus amigos y familiares los recordarán para siempre y pueden mencionarlos cuando menos lo esperes. Si algo no te gusta, díselo a tu pareja directamente. Esto te ayudará a conservar la relación y a resolver todos los problemas que se presenten.

Comentarios