10 Tips psicológicos para ser felices y no pensar demasiado en las cosas

Curiosidades 52 Visitas

Fuente: Rolloid.net

Siempre intentamos mantener una actitud positiva frente a la vida ya que queremos que las cosas nos vayan bien, pero a veces caemos en patrones de pensamiento negativos preocupándonos por errores del pasado o tensiones actuales.

Pasamos demasiado tiempo analizando experiencias e imaginando cosas que verdaderamente no han sucedido. Conseguimos asociar todas las cosas malas y empezar a sentirnos infelices.

Si te pasa muy a menudo, seguramente se deba a que piensas demasiado y esto podría ser perjudicial para tu salud, conduciéndote a inconvenientes de ansiedad y depresión.

Existen algunos trucos que te ayudarán a detener el exceso de estos pensamientos.

Ser consciente de ello.

Lo primero que posees que hacer es reconocer que posees un inconveniente. Debes ser consciente de los momentos en los que piensas demasiado. Cuando te sientas estresado, da un paso atrás y analiza la circunstancia. Una vez que aprendas a reconocer cuándo te sucede, evitarás hacerlo tan a menudo.

Ser positivo.

Cuando posees miedo, comienzas a pensar demasiado y darle vueltas a las cosas, ya que crees que hay muchas posibilidades de que salga mal. Intenta mantenerte positivo y piensa que todo saldrá bien.

Imaginar finales felices.

Focaliza tu mente hacia un resultado positivo. Imaginar el final puede ayudar a controlar tu ansiedad.

Prevenir el control.

Deja de pensar que posees que hacer tú las cosas para que salgan bien, ya que te cargas demasiada responsabilidad. Entiende que de los errores se aprende y que es normal cometerlos.

Vivir el tiempo.

No analices el pasado ni te preocupes por el futuro. Focaliza tu mente en el presente e intenta disfrutar todo lo que puedas.

Obtener una segunda opinión.

Siempre se ha dicho que dos cabezas piensan más que una, así que pídele a alguien que te dé su opinión sobre si piensas demasiado o no, y escucha lo que te diga.

Buscar distracciones.

Cuando te ocurra, cambia de lugar, mira hacia otro lado. Un nuevo punto de vista es suficiente para cambiar de pensamiento. De igual forma puedes distraerte corriendo, bailando o tocando un instrumento.

No ser perfeccionista.

Las cosas no tienden salir como tenías previsto, así que acostúmbrate y deja de pensar que todo tiene que ser perfecto.

Establecer un límite de tiempo.

Si te tomas demasiado tiempo para decidir algo, seguramente pienses demasiado, ya que intentarás mirar la circunstancia desde todos los ángulos posibles. Limita el tiempo para decidir dependiendo de lo grande que sea la decisión.

Rodearte de personas positivas.

La gente positiva te ayudará a pensar de esa forma. Así que mantente alejado de las personas que solo tienen preocupaciones y inconvenientes.

Tus pensamientos afectan a tu energía. Si vives preocupado y con negatividad, seguramente atraigas a los inconvenientes. Intenta vivir con pensamientos positivos y todo irá sobre ruedas.

Comentarios